Ya no hay nada más…

Hoy te he visto

y lo mas triste no han sido

las ganas de besarte,

las tripas encogiéndose,

el corazón latiendo,

la sangre a la velocidad de la luz.

Lo más triste de hoy

ha sido eso mismo:

solo te he visto,

ya no hay nada más

@srtabebi

 

Todo en la vida son ciclos, éramos dos desconocidas destinadas a conocerse, fuimos  dos hermanas dispuestas a quererse, y ahora… volvemos a ser dos desconocidas destinadas a ignorarse.

Anuncios

TDB

Me dijiste que fuera fuerte, que llorara cuando lo necesitara, que me enfadara; me dijiste que nada dura eternamente, por eso debía sonreír, vivir… porque algún día todo mejoraría. Me dijiste que lo importante no era lo que pasara, sino la actitud con la que lo enfrentara. Me convenciste de que nunca me pasaría nada que no pudiera superar. Y al final te tendré que dar la razón… Pero ahora, solo te digo que hay que tener un motivo para hacer todo eso. Tú eres ese motivo.

Arrugas en el alma

Palabras para una imagen… a veces, hay imágenes que te dejan sin palabras…

Vida y soledad, eso es lo único que se ve en esta imagen. Vida que se arruga hasta que el aire del tiempo la apaga; soledad que cuando llega al corazón hace llorar al alma.

Allí, en esa solana, vestida de sayas, haciendo una chambra o remendando algún mandil. Rodeada de geranios, que tantos años después siguen floreciendo para ti.

Allí… ¡qué bien sabían tus rosquillas cuando las comíamos allí!

 

Fotografía: Rosa Gómez

WordPress.com.

Subir ↑